pilladas

Esta mujer se encontraba en metro cuando sucedió esto…

En el vídeo que te mostramos a continuación podrás ver como una chica esta apunto de ser robada por un amigo de lo ajeno. Te encantará ver como reacciona ella contra el intento de hurto. Tenemos claro que el chico se lo pensará dos veces la próxima vez.

Este problema realmente no debería de pasar en el Metro o en el Metrobús, pues se paga por un servicio y se supone que hay policías que trabajan para que esto no suceda. Lamentablemente ninguno de los que tomamos el transporte estamos exentos de que nos roben.

Para que los amantes de lo ajeno no se lleven tu celular o cartera tenemos estos ocho consejos que puedes seguir para evitar contratiempos y corajes:

– Toma con ambas manos tu celular: así evitarás que te lo puedan arrancar de golpe.
– Evita utilizar audífonos: es muy común que los ladrones tomen el cable que va de tu celular a los oídos y lo halen para sacar el equipo sin que te des cuenta. No esperes a que te quiten la música para saber que te robaron.
– Aléjate de las puertas del convoy: estar lejos de la entrada y salida del Metrobús o del Metro evitará que los famosos carteristas tomen tu billetera y se alejen sin que te percates.




La mujer del vídeo sabe karate para defensa personal. El Karate-Do es el Arte Marcial de defensa personal de origen japonés practicado con las manos desnudas, sin armas (kara=vacía te=mano) en el que las distintas partes del cuerpo se utilizan para parar, bloquear, golpear, agarrar, proyectar, etc.
ladron-de-bolsos
En su origen, las Artes Marciales estaban destinadas a la defensa en una sociedad violenta, donde la vida corría peligro a menudo. Se denominaba Jutsu a este estilo de técnicas exclusivamente marciales. La sociedad japonesa evolucionó y el Karate se mostró como una útil herramienta educativa del cuerpo y de la mente, que ayuda al practicante a desarrollarse de forma completa. De ese modo, el término Jutsu dio lugar al Do, entendiendo el Karate como un camino o vía de perfeccionamiento personal, y se integró así en la tradición japonesa del judo.

Esta forma de combate cuerpo a cuerpo incluye métodos de defensa contra uno o varios atacantes, en respuesta a una amplia y variada gama de agresiones. Abarca tanto agresiones sin armas (golpes, patadas, agarre y estrangulamiento) como con armas blancas (cuchillos, navajas, machetes, hachas) y contundentes (porras, bastones policiales, palos, botellas, piedras).

Gracias a esto la mujer pudo defenderse del robo que podrás ver a continuación. No te pierdas la reacción de la gente. ¡mira el vídeo!