Sin categoría

Pensó que iva a ser devorado por este leon marino de 500 kg, sin embargo sus intenciones eran muy diferentes

Él es Paul Nicklen, un biólogo y fotógrafo canadiense de 46 años de edad:

1

Trabaja para el National Geographic, y se ha hecho conocido por algunas obras tan hermosas e impactantes como estas:

 

2

Pero cuando a Paul le solicitaron viajar a la Antártica para capturar escenas de la vida salvaje, fue cuando vivió la experiencia más importante de su carrera como fotógrafo.

3

Y es que el encuentro cara a cara con un leopardo marino, uno de los animales más letales de las aguas antárticas, no es algo que ocurra todos los días…

 

4

 

Los leopardos marinos pueden llegar a pesar 500 kilogramos y son extremadamente rápidos. Son animales agresivos, solitarios, y constituyen el principal depredador del pingüino emperador.

5

 
Paul aguardó, temblando, algún tipo de reacción. El animal se veía enojado e inquieto… Probablemente, el fotógrafo temió por su vida.

Pero su sorpresa fue enorme cuando este, en vez de atacarlo, le ofreció comida. Recién cazada, claro:

 

6

El leopardo comenzó a lanzarle pingüinos, en un intento por lograr que el fotógrafo comiera algo de alimento.

Afortunadamente, Paul se negó. Puedes revisar la historia completa a continuación: