consejos

¿Qué dicen tus dientes sobre tu personalidad?

El aspecto de los dientes a menudo aporta varias informaciones acerca de su poseedor. No sólo pueden reflejar su estado de salud o problemas de higiene, sino también -por más que te cueste creerlo- algunos rasgos de su personalidad. Ahora, gracias a nuestro test, te va a ser posible comprobar cuáles son tus rasgos característicos.

Sólo tendrás que responder una pregunta, escoger la respuesta más adecuada para ti y leer la descripción que dejamos a continuación. Por supuesto, también puedes adivinar las características de tus amigos o familiares. Todo depende únicamente de la forma de sus dientes…

¿Cuál es la forma de tus dientes?

1.Cuadrada   2.Oval   3.Triangular   4.Rectangular
teeth

Características para mantener una buena dentadura:




Sabías que el 9,5% reconoce solo lavarse los dientes una vez al día?

Según este estudio, las mujeres tienen mayor prevención, ya que el 77% de ellas acude alguna vez al dentista a realizarse revisiones, a pesar de no tener ningún problema, frente al 66,6% de los hombres.

Queda patente que al sexo femenino le preocupa mucho más lucir una sonrisa bonita que al masculino. Es cierto que las mujeres nos preocupamos más por nuestra belleza pero no descuides tus dientes.

Tener una boca digna de Hollywood no solo supone que tengas unos dientes bonitos, sino que estén sanos y si han de hacerse tratamientos, se lleven a cabo.

Acudir al dentista es tan importante como acudir a cualquier otro médico, una vez al año es más que imprescindible. Esta es la única forma de saber si nuestros dientes sufren problemas y qué podemos hacer para solucionarlos.

Aunque la cosmética bucal está muy avanzada y, además de proteger nuestros dientes y encías, nos ayudan a blanquearlos para mejorar su aspecto, los tratamientos específicos son la verdadera clave para lucir una sonrisa sana y bonita.

Aunque no todo queda aquí. Tú misma puedes hacer mucho por mantener tus dientes perfectos.

Consejos para mejorar tu sonrisa

Para tener una sonrisa de celebrity no hace falta gastarse cantidades enormes de dinero, puedes seguir algunos consejos que te ayudarán a darte cuenta de la belleza de tu propia sonrisa aunque tus dientes no sean perfectos. Los especialistas recomiendan que para valorar nuestra propia sonrisa correctamente, el primer paso es preguntar a los demás. Pide a un amigo de confianza que haga comentarios acerca de tu sonrisa. No siempre nos vemos a nosotros mismos como los demás y la retroalimentación es una buena manera de ganar conciencia de cómo es tu sonrisa. La higiene bucal es imprescindible. Cepíllate los dientes tres veces al día, a ser posible después de las comidas. Para más comodidad y eficacia, puedes usar cepillos eléctricos que además de limpiar en profundidad aumentan el brillo de tus dientes.

La limpieza bucal no debe completarse hasta que no te hayas limpiado la lengua y entre los dientes. El 40% de la superficie de los dientes se encuentra entre los dientes y es aquí donde empiezan las enfermedades dentales y de las encías. El hilo dental es perfecto para limpiar tus dientes al completo, con agua y colutorio, tendrás una limpieza absoluta. Para terminar, los blanqueamientos, las ortodoncias y demás tratamientos dentales son fantásticos para mantener una salud perfecta en la boca y una sonrisa de celeb.

Una sonrisa radiante, blanca y perfecta es la mejor manera de presentarse sin que salga una palabra de nuestros labios: tener la dentadura de Tom Cruise o Tom Selleck no es una tarea fácil, y hay que invertir en ella tiempo y cuidados cada día para que luzca impecable, y sin una sola mancha. ¿Quieres saber cómo conseguir la sonrisa más sexy?

  • La primera regla, y la más obvia, es, claro, el cepillado: tres veces al día, después de cada comida, con pasta fluorada y un cepillo de cerdas firmes, con filamentos sintéticos de dureza media, que no dañen las encías. El truco: lleva siempre un pequeño cepillo de viaje contigo en el maletín, o ten uno a mano en la oficina, para no saltarte ni uno sólo de los cepillados ‘de rigor’.
  • Los productos con efecto blanqueante siempre son una buena alternativa a la pasta dentífrica clásica, aunque no tienes que olvidar que el principal objetivo del cepillado es limpiar y proteger los dientes de las caries. Utiliza seda dental de manera frecuente, y un enjuague bucal para eliminar todo rastro de bacterias y microorganismos. La lengua y el paladar también son importantes: mantenerlos limpios y frescos te ayudará a librarte del mal aliento.
  • El estrés puede considerarse la segunda causa de caries dental después de la acumulación de placa bacteriana: si padeces estrés regularmente en el trabajo o en casa, es muy posible que éste aumente la acidez de la saliva, atacando directamente al esmalte. Además, los altos niveles de ansiedad pueden provocar la aparición de herpes y mal aliento.
  • Evita las bebidas pigmentadas que afectan al esmalte: el café, el vino o las bebidas carbonatadas pueden dejar manchas o dañar la capa superficial de los dientes con el desgaste. Nuestro consejo, si no puedes pasar sin tu lata diaria de cola: apuesta por las pajitas. Son menos masculinas, pero permiten hacer llegar la bebida directamente al paladar.
  • ¡STOP azúcares! Las bacterias se nutren de él, multiplicándose y ‘dando ventaja’ a las caries. El chicle sin azúcar, sin embargo, es una buena alternativa para saciar el ansia de ‘dulce’, no deja azúcar pegado a los dientes y promueve la producción de saliva en la boca.
  • Eso sí, si hay un enemigo a evitar a toda costa ése es el tabaco: amarillea los dientes, favorece la aparición de sarro y daña las encías. ¡Cero ventajas!
    • Por último, y como regla de oro final, acude al dentista al menos dos veces al año, para mantener a raya cualquier problema bucodental. Además, para presumir de dientes blancos nunca está de más consultar y realizar un blanqueamiento dental con el que partir de cero, rebajando los tonos de blanco de nuestros dientes en varios grados en una sola sesión.

dientes-blancos

El 60 por ciento de los españoles tiene miedo al dentista, muchas veces el temor viene provocado por una mala experiencia anterior. Cuando se trata de ir a este médico, son muchas las consideraciones que se deben de tener en cuenta, sobre todo si es la primera vez que se acude su consulta.

Una de las condiciones que suele mirar el consumidor es la profesionalidad del dentista, ya que sigue habiendo una cierta desconfianza ante la falta de experiencia o el desconocimiento de los servicios de uno u otro profesional.

Pero, ¿cómo encontrar un dentista de confianza? Desde la plataforma ‘ComparaDentistas’, el primer comparador de servicios dentales ‘on line’ en España, se ha realizado una guía fácil que puede ayudar a la hora de elegir el dentista que mejor se adecue a las necesidades del paciente.

Siete consejos para elegir un dentista:

1.- Situación geográfica.
Lógicamente siempre queremos que la consulta esté cerca de casa. Empieza buscando por tu zona, pero si vives en un pueblo o en las afueras de una ciudad, no descartes desplazarte unos kilómetros. Los precios varían mucho de un sitio a otro. Tampoco vayas a buscar muy lejos, ten en cuenta que algunos tratamientos dentales necesitan varias citas y pueden durar meses.






2.- Recomendaciones de amigos.
Suele ser una fuente fiable de información. Infórmate con gente de tu entorno de dentistas de calidad y no muy caros. Aun así ten cuidado, si tu amigo es cliente habitual, puede tener un sesgo a la hora de juzgar a su dentista. Recoge información de manera crítica y contrástala.

3.- Has encontrado algunos dentistas, ¿ahora qué?
Lo primero, infórmate en internet, de si tiene número de colegiado, qué experiencia tiene y en qué materias. Los dentistas han estudiado una carrera médica, pero algunos están especializados en tratamientos de ortodoncia y otros en implantes por poner un ejemplo. El colegio de odontología de cada provincia/comunidad autónoma facilita mucha información sobre cada dentista.

4.- ¿Qué tratamientos ofrece?
Algunas clínicas sólo ofrecen tratamientos especializados (centros de implantología). Si lo que necesitas es otra cosa, descártalas. Muchas consultas privadas tienen un abanico amplio de tratamientos, esto suele deberse a que se reúnen 2 o 3 especialistas y colaboran. Intenta averiguar qué material usan (nacional, europeo, chino, etc).

5.- No te dejes impresionar por los precios ganchos.
Como hacen muchas de las franquicias más conocidas de España, usan precios irrisorios para atraer clientes. Lo que ocultan estos precios (por ejemplo: implante por 230 euros), es que sólo tienen en cuenta una pieza del tratamiento completo, obviando las siguientes consultas, anestesia, cirugía, piezas etc. Si un implante vale lo que vale, es por algo. Pero eso no quita que puedas comparar entre varios especialistas para opinar sobre presupuestos.

6- Ya he elegido, ¿ahora que?
Si ya has elegido, normalmente la primera consulta suele ser gratuita, y te permite evaluar al dentista en gran medida. Lo normal es que pida hacerte una radiografía para evaluar él mismo el tratamiento. Si no te convence, no dudes en anular la siguiente cita, y acudir a otro.

7. Financiar el tratamiento.
La mayoría de las clínicas ofrecen financiación a sus clientes, ya sea privada, o acudiendo a una entidad externa con la que tenga convenio. Los seguros dentales cubren algunos tratamientos, pero para los implantes por ejemplo, lo que hacen es ofrecer consultas afiliadas que tiene precios preferenciales. Estas pautas deberían permitirte elegir un dentista de manera objetiva, sin caer en las típicas trampas de los precios gancho, o los tratamientos milagro.

1.Cuadrada

Las personas de los dientes de forma cuadrada son generalmente calladas y tranquilas. Pueden controlar sus emociones y sentimientos de una forma perfecta y son muy objetivas a la hora de dar opiniones o compartir juicios. Nunca pierden la templanza y, gracias a eso, pueden ser consideradas las que salvan de apuros a los demás, sin importar la situación.

2.Oval

Las personas de los dientes de forma oval generalmente son muy bien organizadas y tienen un carácter muy artístico. Puede sorprender que también suelen ser extremadamente tímidas. Son capaces de encontrar la belleza en cualquier aspecto y apreciarla de la mejor forma posible. Serviciales, amables y comprensivas: estas tres palabras las describen mejor que cualquier otra.

3.Triangular

Las personas de los dientes de forma triangular son algo despreocupadas y les gusta vivir con alegría. Su serenidad es contagiosa: son dinámicas, optimistas y creativas a más no poder. Son generalmente queridas -y no es de extrañar-, ya que siendo sociables, sonrientes y habladoras, terminan siendo el alma de cualquier fiesta. Uno nunca se aburre en su compañía.

4.Rectangular

Las personas de los dientes de forma rectangular se saben enfocar en las soluciones de los problemas de los demás. Enérgicas y fuertes a la hora de tomar decisiones, pueden ser un verdadero ejemplo a seguir para sus compañeros y familiares. Se les da bien la gestión y el liderazgo, y con frecuencia ocupan puestos importantes, a los que, dicho sea de paso, se merecen. Perfeccionistas y trabajadoras, casi siempre gozan de una gran estima y respeto general.